con música la vida es un poco mejor.

jueves, 24 de noviembre de 2011

capitulo 10

y en la carta ponia:
mi princesa, quiero que sepas que todo esto tambien es muy duro para mi, no se si podre estar sin ti, quiero que sepas que te quiero mas que a nada, que cuando estoy contigo mis preocupaciones desvanecen,cuando te abrazo me siento vivo, libre. eres tu quien me haces sonreir, porque contigo soy feliz, eres esa niña divertida, dulce y callada, la que es capaz de decirlo todo con una mirada. no quiero que sufras por mi porque sabes que solo te quiero a ti, ni siquiera  la distancia va a lograr cambiar lo que siento porque la distancia simplemente separa nuestros cuerpos pero jamas separara nuestros corazones, te lo prometo ¡TE QUIERO¡.

cerre la carta mi corazon latia fuertemente y mis ojos comenzaron a llorar de emocion, ahora me sentia mejor pues era cierto que ni si quiera la distancia iba  a conseguir separarme de el.
encendi el ordenador con la esperanza de encontra su nombre entre los conectados del mensenger y efectivamente hay estaba su lindo nombre que hacia que me pusiera completamente nerviosa, sonrei tontamente, no me dio tiempo a hablarle cuando lo hizo el.
- princesa.
- hola
- ¿como sigues?
- pues despues de leer esa pedazo de carta tan linda genial.
- ¿que carta? yo no e escrito nada.
- no te hagas el loco.
-no me hago el loco, estoy loco.
-y yo tambien.
- ¿seguro?
- claro pero loca por ti.
- como te quiero... entonces ¿te a gustado?.
- no solo me gusto si no que me encanto.
-se que no seria capaz de decirtelo asi que te lo explique como mejor se, mediante una carta, ahora cada vez que me necesites o dudes de mi solo tienes que leerla.
- jamas dudare de ti.
- ni yo, bueno princesa me voy a dormir, me paso mañana ¿sobre que hora?
- sobre las cinco voy a ir con andrea a almorzar.
- perfecto hasta mañana sueña lindo ¡TE QUIERO¡
no me dio tiempo de contestarle cuando se fue, apage el ordenador, encendi mi equipo de musica y me tumbe en la cama mientras escuchaba los beatles ese era mi recobeco, lo unico que me hacia sentir mejor.
mi movil comenzo a sonar, lo coji rapidamente sin mirar  ni si quiera quien era.
- ¿si?
- loqui.
- hola
- ¿como sigues?
- pues mejor ¿y tu?
- pues necesito desahogarme contigo, oye y mañana ¿a que hora?
- ¿que te parece a las onde donde siempre?
- genial loqui, descansa.
- adios andrea igualmente.
apage el equipo de musica y la luz y me refugie  entre mis mantas quedandome dormida al instante, dormi profundamente por primera vez hasta que sono el despertador, que pereza me dava despertarme un domingo a las diez de la mañana pero no podia hacer esperar a Andrea. me levante de la cama de un salto, me duche me vesti, me peine y finalmente me maquille. eran ya las diez y media casi, abaje corriendo las escaleras, mi madre me dio los buenos dias con una linda sonrisa, le acaricia la cara a mi hermano y finalmente le di un beso a mi padre y  me fui, iba escuchando musica con los auriculares y cuando me iba acercando al lugar donde quede con andrea vi a Andrea saludandome alegremente, acelere el paso hasta llegar donde estaba ella, me abrazo y sonrio.
- loqui te e echado de menos.
- solo llevamos un dia sin vernos pero yo tambien.
- vamos al parque y hablamos.
- vale.
empezamos a caminar y como siempre empezamos a soltar boberias y a reirnos a carcajadas. finalmente llegamos al parque nos sentamos en el columpio y comenzamos a hablar.
- Andrea¿ como te sientes?.
- pues bien , Alberto es un mierda pero le quiero y me duele saber que esta interno. el sabado que viene ire a verle.
- no se merece nada despues de todo lo que a echo, pero tu eres libre, puedes hacer lo que quieras.
- necesito verle, perdoname
- pues ve a verle no pasa nada.
- pero es que queria pedirte una cosa super enorme.
- tu diras.
- ven conmigo.
- pero ¿como voy a ir a verle la cara a ese despues de todo lo que a echo?
- por favor te lo pido es muy importante para mi.
- vale, aguantare, lo are por ti.
- gracias de verdad.
me abrazo fuertemente, pasamos hablando hasta las dos.
- Naza vamos a comer ¿no?
- bueno
- ¿a donde?
- pues vamos a ese mismo.
señale un bar pequeño pero con aspecto agradable.
- pues vale.
entramos y nos sentamos en la ultima mesa del fondo.
en seguida vino un chico a tomarnos nota, era moreno con los ojos celeses y tenia una blanca y brillante sonrisa, me puse algo nerviosa pues era demasiado lindo y parecia simpatico, nos tomo nota y se marcho sonriente.
- bueno y ¿que tal llevas lo tuyo?
- pues bien, me e dado cuenta que nada me va a separar de el, mira.
le di la carta que me escribio Raúl, se puso a leerla, finalmente la doblo y la puso encima de la mesa.
- ¡que lindo¡
- ¿a que si?
- claro, a si que tu no te amargues.
el chico volvio a acercarse a la mesa a traernos los platos.
comimos mientras hablabamos, mire el reloj, eran las cuatro y yo ni siquiera me di cuenta.
- Andrea e quedado con Raúl a las cinco y mientras llego a mi casa seguro que se me hace tarde.
- Bueno pues vamonos.
el chico se acerco para preguntarnos si necesitabamos algo más, le pedimos la cuenta dejamos el dinero en la mesa y nos fuimos, al salir note que alguien me agarro del brazo, gire la cabeza y vi que era el camarero de antes. CONTINUARA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario