con música la vida es un poco mejor.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Recuerdos permanentes.

Querido corazón hoy te escribo para pedirte que le olvides, si, a esa persona a la misma que me paso horas pensando, la misma que hoy clava puñales y mañana abraza a mi corazón malherido. A esa persona que cuando me besaba quemaba mis labios y se quebraban cuando no encontraba los suyos.
Querido corazón hoy te pido que arranques cada recuerdo, el sonido de su voz, el contacto de su mano con la mía. Olvídalo, olvida cada abrazo de despedida, no lo extrañes, odiale, odiale por tantas horas desperdiciadas esperando que volvieras, por cada y unas de las lagrimas que mis ojos derramaron, por esas largas noches de desvelo esperándote. Por ti corazón y por cada una de las heridas que no te cicatrizan.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Corazón prisionero

Existe una persona de esas que, desde su llegada, ya nada es lo mismo, con la que aprendiste a amar, a besar con el corazón, a hacer el amor con las miradas, a desnudar su sonrisa. No hay momento en el que no le pienses, mi mensaje que no te haga desatar los nervios. Entonces comprendes porque otros besos no te sacian y porque otras caricias no te desnudan el alma. Sientes que no quieres otros ojos, ni otros labios, ni siquiera otras manos. Firmarías sin dudar por una vida a su lado, por despertar cada día oyendo su voz y sentir que con esa persona lo demás te es indiferente. Dejarías en sus manos tu diminutivo corazón rebosante de amor para que jamás olvide todo lo que de verdad sientes, porque hay sentimientos tan reales que ni siquiera todas las letras del abecedario podrán describirlo.